“Hay mucha gente que necesita ayuda. No nos pueden abandonar”

Juan llevaba ocho años en el paro y ya no sabía qué hacer para encontrar trabajo. Vino a Barco de Ávila por su pareja y comprobó que en las zonas rurales la situación está aún más difícil, “sobre todo para la gente que viene de fuera. Al no conocerte es muy difícil que te den trabajo”, comenta.

Fue uno de los primeros en acudir al CDR Almanzor para preguntar sobre las ayudas del Plan de Atención Urgente. “Me enteré a través de un amigo y en seguida vine a preguntar. Mi situación era muy delicada. Me dijeron que podía solicitar la ayuda para la cesta de alimentos y apuntarme a la bolsa de empleo si hacía un curso de formación en el que me enseñaban técnicas para encontrar trabajo”.  Lo que Juan no esperaba es que fuera el mismo Centro Almanzor el que le contratara como repartidor para llevar a los domicilios los menús del catering social, otra de las ayudas del Plan de Atención Urgente.

“Estoy muy agradecido por que hayan querido contar conmigo durante este tiempo”, nos cuenta. “No es un gran sueldo lo que gano porque sólo trabajo durante dos horas y media al día, pero junto con la cesta de alimentos, he podido vivir mejor durante estos meses” añade.

A nuestra pregunta sobre cuál de las ayudas que le dieron valora más, sin duda responde que la del contrato de repartidor. “Ya no es solo tener un pequeño sueldo, sino también el estar ocupado, el sentirme útil, porque yo todavía tengo edad de trabajar”.

Por su trabajo, él ha sido una de las personas que ha visto de primera mano las condiciones en las que vive la gente que ha solicitado el catering social. “Hay personas que por su edad ya no están para poder hacerse la comida o arreglar su casa todos los días. Es necesario ayudarles para poder evitar desgracias mayores. Son personas que han trabajado durante toda su vida y ahora no pueden seguir el mismo ritmo, por lo que agradecen mucho cualquier tipo de ayuda”, nos cuenta.

En general, Juan valora muy positivamente las ayudas otorgadas por el Plan de Atención Urgente. “Son ayudas muy necesarias como alimentos, asistencia social o material escolar para niños, cosas básicas para mantener unas condiciones de vida aceptables y que por la situación actual muchas personas no tienen a su disposición. Las administraciones públicas deberían destinar más presupuesto a sanidad y este tipo de partidas, al menos hasta que se acabara la crisis, porque hay mucha gente que lo necesita. No nos pueden abandonar”.

Deja un comentario